¿Un futuro de los libros?


En el capitalismo global en el que nos encontramos ahora estamos viviendo un proceso de deseducación. Sí, es difícil decirlo pero fácil comprenderlo. Consiste no en que la educación deje de educar sino que ya educa sobre temas que podemos considerar fuera de lo cultural o arraigado a la uniformidad o abstracción sin contenido. En los medios de comunicación de masas la difusión cultural desaparece. Un reciente libro me dejó sorprendido. En él se nos presenta una sociedad futura donde los bomberos crean fuegos en las casas en vez de apagarlos para quemar los libros ya que están prohibidos. Una sociedad que aún puede estar lejana pero que a mi alrededor puedo ir distinguiendo cierto parecido.

Así sucedió todo como explica Beatty a Montag en el libro e incluyo algunos fragmentos del mismo: la radio, la televisión y los libros empezaron a adquirir masa, el mundo se llenó de información inmensa de todo tipo, y las cosas van adquiriendo una simpleza y uniformidad. Y entonces los clásicos empezaron a reducirse en resúmenes y después en líneas. Los años de universidad se acortan, las disciplinas se relajan, y el idioma se descuida. La vida se convierte en inmediata, el empleo es prioritario y el placer lo domina todo. “Más deportes para todos, espíritu de equipo, diversión, y no hay necesidad de pensar. Más chistes en los libros. Más ilustraciones. La mente absorbe menos y menos”. Todo pensamiento se resume.

Por otro lado, Cuanto mayor la población más minorías hay, y no hay que meterse con ninguna minoría por su respeto, ni con los aficionados de perros, ni abogados, ni dentistas. “Cuanto mayor es el mercado, menos hay que hacer frente a la controversia”. Por ello las revistas se convirtieron en una masa amorfa. No hubo censura ni imposición del gobierno, solo fue la tecnología, la explotación de las masas y la presión de las minorías. Todo se iguala se vuelve homogéneo y abstracto, entonces todos son felices porque no puede haber diferencias ni comparaciones desfavorables. “ Si no quieres que un hombre se sienta políticamente desgraciado, no el enseñes dos aspectos de una misma cuestión, para preocuparle; enséñale solo uno, o más bien, no le des ninguno”. Entonces dale a la gente concursos estúpidos, atibórralos de datos no combustibles, que se sientan al día en información pero abrumados. “No les des ninguna materia delicada como la Sociología o la filosofía para que empiece a atar cabos”. Mejor un entretenimiento completo, no hay necesidad de libros, no hay necesidad de pensar.

Cuando leí el libro me di cuenta hasta que punto esto podría convertirse en realidad. Los medios de comunicación llenos de telebasura, que las personas ven deliciosamente. La creación en la sociedad de consumo de un deseo innecesario en las personas y la satisfacción o placer inmediato. La simplificación de toda cultura en “resúmenes”, un reciente libro adquirido por mí es “1001 libros que hay que leer antes de morir”; la masificación de información donde la mayor parte de ella no sirve para nada, o la simplificación de los años en las universidades y una incorporación más rápida al trabajo. Esto nos lleva a imaginar si de verdad vamos a acabar creando gigantescas hogueras en las que se queman libros y que cantaremos alrededor de ellas cantando el corro de la patata. Lo digo de manera irónica pero seguro que alguno que otro le gustaría.

Por cierto ,el libro es Fahrenheit 451 de Ray Bradbury. Se hizo también una película en 1966. Fahrenheit 451(233 °C) es la temperatura a la que arden los libros.

4 comentarios

Anónimo dijo...

La hormiga intentaba desesperadamente salir de la trampa, el embudo de arena se deslizaba una y otra vez debajo de sus patas, tal vez en su ignorancia intuía que en el fondo la acechaban las pinzas de la hormiga-león. El hombre de cuclillas miraba la escena, sabía el desenlace, lo había leído en los libros de su infancia... cogió la hormiga con dos dedos, sus dientes apretaron el cuerpo firme, los escasos jugos le humedecieron la lengua, tragó... amanecía sobre las cenizas.

Galilea dijo...

Espero que, sobretodo por tu bien chico amante de los libros, ningún paranoico quema-libros en serie empieza su carrera delictiva y destruya esos elementos tan preciados (los libros) en especial para ti.
Yo estoy con un libro entre manos, DENTRO DEL MONSTRUO ( un intento de comprender a los asesinos en serie) de Robert K. Ressler. Sí, un poco sádico, pero me encantan mis clases de criminología, además son incluso más útiles que los aburridos (opinión personal) libros filosóficos de Marx y demás gentecilla, ya que gracias a este libro salgo a la calle con una mayor tranquilidad porque he logrado descubrir como es el perfil psicológico de un asesino en serie, así que no temas por mi vida este libro me ha salvado jeje

Y ya por último una pregunta para el vaquero: ¿Por qué escribes como un sociólogo? ¿qué es eso de proceso de deseducación, medios de comunicación de masas, difusión cultural, masificación de información...? Si no estudiara lo mismo que tú pensaría que te has metido en una secta en la que hablan un lenguaje extraño... tenía que ser un poco mala jaja

besos

akaki dijo...

Para un “anónimo”:

Las cenizas amanecieron para volver a la vida como el Fénix. Los jugos brotaron de su lengua hacia fuera y el abdomen de la hormiga salió de su boca para juntarse con su cabeza. Sus dedos dejaron de estrujar el cuerpo rugoso y dejó la hormiga en el embudo de arena. Estaba agachado, observando pacientemente como un ser tan pequeño conseguía escapar de la trampa. Su padre le dijo que tuviera cuidado, siempre había detrás alguien que intenta aplastarte con sus pinzas. Asomó su enemigo por el agujero, pero ya era demasiado tarde. La hormiga volvía a caminar sobre tierra firme…

Para Galilea:

Si surge un chico quema-libros obcecado por la desinformación que puede dar la información actual quizás me una a él y hagamos una gran hoguera, pero de momento yo creo que me quedan buenos libros por leer. También sabiendo que en un futuro habrá una criminóloga en las calles que estudie en profundidad el crimen de los libros ya me siento más seguro.

Sobre las preguntas de la deseducación y demás yo también voy a ser un poco malo en contestar…. Te dejo un escrito sobre una profesora que me parece bastante buena y que está en internet. Habla sobre ese tema aunque mucho más extendido y amplio. Así tienes para leer un rato, ¿no?, Jeje. Aquí

Besos!

Galilea dijo...

¿¿¿En serio te has leido eso vaquero???mm imposible... Y si te lo has leido me lo haces un resumén en persona que yo mejor me voy a ver CSI...es mucho menos aburrido... bueno aunque a lo mejor me planteo ser culta y ver debates de filósofos ahi a tope... no, mejor no, sólo con escribirlo me aburre...

Otra cosa " Los jugos brotaron de su lengua hacia fuera y el abdomen de la hormiga salió de su boca para juntarse con su cabeza" agh..., espero que no hayas comido nunca hormigas ( parece que las saboreas y se te hace la boca agua justo en este momento)por que como las comas te daré más -----

besos!!

Publicar un comentario

Toggle menu