jueves, 5 de julio de 2007

¿Quién debe reciclar?


Hace unos días leí un artículo escrito por una socióloga en el que se plantean una serie de ideas sobre los residuos en las sociedades modernas. De todas ellas quiero señalar una: la responsabilidad de reciclar. Desde hace varios años ha aparecido entre nosotros la necesidad de apartar unos materiales de otros, establecer unas conductas de comportamiento ante situaciones o escenarios y la creación de plantas de reciclaje en las ciudades. Hay carteles o publicidad en la que se nos dice que sin nuestra ayuda no es posible reciclar. Pero yo pienso que aquí hay algo que no funciona, o algo que va por otro camino distinto al que pensamos.

Los residuos salen de los bienes o servicios que consumimos, así cada vez que compremos una botella de agua el residuo a reciclar sería el plástico. ¿Qué se hace con ellos? De momento, la mayor parte se suele llevar a vertederos o se entierran en fosas marinas si son radiactivos o químicos( que no hay que olvidar esos residuos) lo que supone una degradación del medio ambiente muy alta teniendo en cuenta que algunos residuos no se “funden con la naturaleza” en miles de años(sin tener en cuenta los productos químicos y demás).

Si lo pensamos bien, por falta de alternativas, el reciclaje es un hecho que satisface a muchas partes. Todos estamos contentos al contribuir en la preservación del medio ambiente y las industrias también están contentas al no ser un problema suyo, y aunque luego en realidad sea ineficiente, ya surge la idea en la población de “por lo menos ya estamos haciendo algo” que consigue “calmar nuestra culpa” de lo que suponen los residuos para el medio ambiente . Y esto lo encadeno también con la tecnología como el solucionador del problema. ¿Es eso posible? Escuchar que la tecnología avanza para la solución de este problema consuela mucho. Pero en realidad se trata de algo mitad verdad, porque lo único que se propone es evitar llegar a la catástrofe o al desorden que conlleva para un futuro sin provocar un freno en el desarrollo. Eso no se si es posible, pero de momento no va muy bien.

Y ahora pregunto, ¿acaso no existe una industria que crea esos bienes?, ¿son los ciudadanos los responsables totales de los residuos? ¿Las personas compramos y recibimos unos productos que llevan ya unos desperdicios que son adjudicados como nuestros tras su utilización?, y por tanto ¿sólo en nosotros recae la responsabilidad final de ayudar a su reutilización? Mi batería de respuestas en orden son Sí, No, Sí, No. Ante la idea de los residuos me preocupa cómo al final es la sociedad, en sus individuos, el Estado, quien se tiene que preocupar de los residuos, quién tiene que separar residuos en la casa, quien tiene que poner el dinero salido de los impuestos que pagamos nosotros para construir plantas de reciclaje. Me hace pensar como las industrias y empresas ponen a tu alcance unos productos que conllevan unos desperdicios y que dejan en nuestras manos para que luego los desechemos. No sé cómo pero lo encuentro de cierta manera una creación de bienes absurda e inútil, igual que injusta en sus intentos de solucionar el problema que conlleva con el medio ambiente. Está claro que las personas producimos residuos, pero también está claro quién los crea. Ante la presión a los políticos(cuyo programa electoral es puro marketing), se ha otorgado al ciudadano el deber o derecho, no se cual de los dos es mejor, de reciclar ya sea en los hogares o con la utilización de los impuestos para construir plantas de reciclaje u otras infraestructuras. Sin embargo no se ha actuado en la otra parte.

De forma más amplia el sistema económico y productivo conlleva en su misma esencia la creación de residuos inevitablemente y por tanto la implantación de políticas o actuaciones en dicho sistema pueden conseguir disminuir el problema pero no resolver su raíz. Junto a esto está ligado la sociedad de consumo en la que estamos inmersos, una carrera a contrarreloj por comprar que no sé si tendrá meta. Da la sensación de que estamos ante un problema que etiquetamos inevitable y que como tantos otros debe resolverse únicamente por un lado, que son los individuos y la sociedad, pero que es creado en su origen por una industria o fábricas. El problema es que las industrias al mismo tiempo están inmersas en la sociedad como nosotros en ellas, y en algunos casos la dependencia entre ambos en la actualidad es muy palpable. Aquí estamos ya hablando de algo más estructural, de cómo funcionan los sistemas. Pero ya dentro de nuestra sociedad, no creo que los ciudadanos sean los únicos responsables directos de los residuos como parece verse en los anuncios. No quiero decir que los ciudadanos no tengan que reciclar, pero sí que hay que llamar a todas las partes. Creo que las industrias deben tener un papel más importante de responsabilidad en el reciclaje y no es así, o por lo menos, no es suficiente.

1 comentario:

  1. Cierto vaquero sociólogo, dentro de nada me veo andando por Madrid intenta esquivar residuos radiactivos y no radiactivos por todos los lados. Y también es cierto que las industrias deberían hacer algo y no sólo cargarnos a los pequeños ciudadanos con toda la responsabilidad...
    Ya me dirás que otra socióloga te ha inspirado en este artículo...
    Pd: ¿Para cuándo otra de tus geniales historias-relatos?? Los echo de menos.
    Besos

    ResponderEliminar

 

El capote de Akaki Akakiévitch Copyright 2005-Cuando no tenga nada que decir al mundo