MSUM- Epílogo


Pero no todo son desventajas o complicaciones, seguro que como dice un anuncio del ya famoso metro de Madrid vuela, más de una pareja se habrá conocido en esos largos trayectos subterráneos, más de un padre se ha reconciliado con su hijo adolescente rebelde contándole las estaciones de la linea 1 de metro por donde salía con sus colegas en sus tiempos mozos, seguro que muchos han dado su gran paso viendo que llegaba la parada de la despedida y todo se quedaría en nada, los que han acudido alegres cantando el himno de su equipo( por cierto que cantidad de aficionados del Getafe hace poco vi en las estaciones de tren, concretamente en Getafe Schuster, felicito a esa afición) y lo que muchos amigos han compartido, momentos de risas inolvidables en el metro camino a alguna parte. 

Quiero agradecer a Galilea su ayuda, muy experimentada en el metro, por haberse comido una y otra vez la línea uno de metro que precisamente es una de las que sufre más transito de viajeros, haberse levantado día tras día para ir a la universidad en contra de toda la galbana y desidia que puede llegar acumular un ser humano durante toda la mañana, esperar a su chico durante largos minutos en el andén cuando el muy capullo ha perdido el tren y sufrir todo este tipo de situaciones y sensaciones tanto buenas, como malas, como inoportunas, extrañas, inauditas, complacientes, estrambóticas, enredadas, agradecidas, pecaminosas, desacertadas, sudorosas, malentendidas y que a más de uno le dejarían la cabeza tonta si no fuera porque a menudo intentamos ignorar lo que no deseamos o no nos guste, sonriente si es el caso en el que la cama se ha dado la vuelta durante la noche por arte de magia para poder levantarte con el pie derecho sin hincarlo en la pared de tu cuarto, o más tonta todavía si ya recoges de antes otros infortunios y desesperaciones y no se es capaz de acumular más en el cajón de la ropa sucia del cerebelo aún apretando con todas las fuerzas. 

A todos buen viaje y felices vacaciones.

1 comentario

Galilea dijo...

¡Hola vaquero! Aquí estoy de vuelta de mis vacaciones en la playa y sufriendo el calor de Madrid y sobretodo de la linea 1 de metro, que hace mucho que no cojo y espero que siga así.
Me he enamorado en estos días de un libro, que ya me he leido dos veces y estoy deseando volver a empezar, se llama "La mujer del viajero del tiempo" y te lo dejaré para que te lo leas.
Estoy tan espesa que apenas me salen chistes malos que poner en mi comentario, así que me despido por hoy!
Besos!!

Publicar un comentario

Toggle menu