Cambiando de hábitat

Estoy aquí sentado en mi silla con ruedas delante del ordenador y ya ninguno es el comentario que me queda en estas tierras excepto este. La maleta está preparada y todas las cosas en su lugar. Pronto partiré a otro desierto, probablemente más desierto que el anterior y por donde seguiré cabalgando durante el próximo curso de vaquero. Iré un año Erasmus a los East Midlands de Reino Unido, concretamente Loughborough.

Quién sabe lo que pasará de aquí a cuando vuelva, quizás los del PP consigan llevar a todos a la consagración de la gran libertad ciudadana o encuentre al caliz sagrado, o que los desayunos de la noche se conviertan en cenas de la mañana, que los sueldos suban y que el precio del pan suba cuando suban el precio de la harina, pero que también baje cuando baje el precio de la harina; o que en televisión dejen de repetir una y otra vez los mismos capítulos de los simpsons, quien sabrá si el tiki taka perderá su potencia española, que siempre que hace calor alguien diga que es por el cambio climático, o quizás en el metro de Madrid pongan un respiradero por el suelo, o si los telediarios de las noticias internacionales ocupen algo más que la sección de deportes, Gallardón quizás decida perforar el cielo, o que Cataluña se convierta en una isla, que la iglesia española mire al futuro o cree la nueva santa inquisición, quizás la tomatina luche contra los sanfermines por el podio, o que vengan todos para acá porque España ya es un desierto, nose nose. Pero bueno ya cuando vuelva quizás haya aprendido a hacer “pork pie”, que os obligaré a comérosla y a decir que esta my rica, o perforaré la oreja de uno que ya conozco que le gusta mucho tocar….las orejas.

Pero no os preocupéis porque allí seguiré escribiendo en este maravilloso blog sobre mis experiencias en esas tierras donde se conduce al revés, quieren a Hamilton, llueve mucho, la prensa amarilla es la más leída y generalmente van a su bola con la política Europa.

Nos vemos en las cantinas!!

2287268 818221411922 2213 1418 241292611213 11922241812826, 722 1061822912.

2 comentarios

Xelaya dijo...

Seguiremos atentamente sus paseos por el mundo Sr. Vaquero. Esperamos sus buenas nuevas de forma regular.

Yo personalmente creo que las cosas no cambiaran mucho en su ausencia. Señor! si estamos en Espein!!!! aquí cambian las cosas frecuentemente?? :) Aprenda mucho inglés,que no las cosas malas de los ingleses, ahí se va dar cuenta en su lejanía que le invade un cierto espíritu latino (aunque nunca se haya percatado de su presencia), que la tortilla española es su ídolo y que no hay quien encuentre unas lentejas como Dios manda en el extranjero, o simplemente las encuentre, claro.

También se percatará de cómo se agudiza su oído y olfato para localizar a bichejos de la misma especie, llamados vulgarmente en esa zona como espanish pipol. Cuídese mucho Vaquero, le esperan aventuras valientes y peligrosas. Que la fuerza le acompañe en sus periplos.

Un abrazo extraterrestre, desde aquí, en algún lado de la ciudad con nombre que no quiero recordar.

Galilea dijo...

En realidad yo tampoco creo que cambie mucho Madrid en este tiempo en el que estés por tierras inglesas, quizás algún nuevo tunel, pero poco más.
Él que cambiará serás tú. Echarás de menos Madrid, hasta los atascos y el olor del metro te parecerán geniales cuando vuelvas, a mi ya me lo parecen y aún no me he ido. La Plaza Mayor en navidad, el Retiro en otoño y primavera, las noches eternas por tribunal y malasaña, las tardes en el cine de callao con el café en la mano, las pizzas de vallecas en cualquier rincon de la calle... Me encanta Madrid.
Así que Vaquero, conozca muchos lugares, coma mucho fast food y ensaladas para que aprenda a valorar a nuestra querida Madrid y sobretodo su gente..
Besos!

Publicar un comentario

Toggle menu