Erase una vez....una mierda de paloma


Este post se lo dedico sinceramente a la querida mierda de paloma o gaviota( sí, yo tampoco lo entiendo, pero hay gaviotas) que hay en mi ventana y que lleva ahí desde que llegué a saber cuánto tiempo más. Quizás el anterior huésped de esta habitación la mantuvo todo el año anterior. Cuando llegué la vi y pensé que con el tiempo, el aire el agua se iría, pero no. A pesar de ventiscas, heladas, huracanes y tormentas de arena la mierda, aunque va perdiendo partículas, sigue ahí. Esa indestructible mierda de paloma. Y os preguntareis, y ¿porqué no la quitas tu?, porque si las cosas fueran tan sencillas ya lo habría hecho hace tiempo y no tendría que ver una mierdecilla cuando miro por la ventana. El caso es que la ventana se abre desde una cerradure que está en el parte inferior, o sea, se abre de abajo a arriba,(si son raras) y la mierda está situada en la parte de arriba y más o menos en el medio de la ventana. Así, ni todo el brazo por la ventana e intentando aproximarse con un pañuelo llegas ni a acercarte un poco a la mierda. Por tanto, y se deduce por ello, que la mierda sigue ahí.

Pero creo que en realidad ya no quiero que se vaya la mierda. Sí, parece una gilipollez, pero ya me ha afectado sentimentalmente. Es tanto tiempo juntos, tanto tiempo molestándome cada vez que miro por la ventana que cuando vuelva a España seguro que la echaré de menos. Por lo menos ya tendré una foto tuya….

No hay comentarios

Publicar un comentario

Toggle menu