Alitas de pollo a la sartén con un salteado de tomate natural frito a la cerveza

Alitas de pollo a la sartén con un salteado de tomate natural frito a la cerveza es exactamente el título que le he puesto a mi última creación y no se trata de una historia o un escrito si no de una comida como se supone. Tras ver a Kwami hacerse unas alitas fritas en una sartén tardé exactamente un día en ir a Sainsbury y comprar una bandeja de alitas de pollo. Una vez dejadas en el frigorífico me dispuse a buscar recetas en la web y encontré más o menos tres que me podía dar una idea, entre ellas recogí una del Arguiñano claro(sin chiste

pornográfico). Entonces más o menos las “observé” y fue tanteando lo que tenía y no tenía de cada receta y más o menos si que podía llegar a hacer algo. Así que tomate con cebolla, se hace un poco en la sartén y todo lo que viene después que sale en la foto.

Entonces ya me di cuenta que el vino blanco de la receta era algo inexistente en esta casa, así que mientras me abría una cerveza pensaba en que podía añadirle. Quizás vino tinto, pero lo mismo se quedaba muy oscuro, entonces me di cuenta, ¿un poco cerveza?. Pues claro, así añadí a la sartén un poco de cerveza, suponía que algún sabor tenía que darle, asi que ale!Y así siguió la fritura hasta que pasaron los 5 minutos que decía la primera receta y entonces ya echaba el pollo después y ala, otros quince minutos. Muy bueno.Ahí queda el plato en foto:

También hice un atún con tomate que umm, me salió igual que lo hace mi abuela. Qué bueno estaba. Estos platos los hice antes de semana santa y me he acordado de ellos.

Otra cosa es el abastecimiento de chorizos que hace uno al venir de España. La familia te los empaqueta bien y te mete en la maleta unas cuantas ristras y latas de pimiento morrón. Y claro, me dijeron que tenía que tenerlo al aire porque si no se amohecen, así que aquí sin perder tradición castellanoleonesa, ahí está colgado el chorizo de la abuela, en medio de la cocina.

Y por último, tampoco se pierden los productos españoles que compro por aquí. El otro día compré fresas de Alconeras en España en el supermercado, que por cierto estaban bastante buenas, mejor que muchas que he comido en España. O eso, o es que comértelas aquí es diferente. Un apunte, en la foto se supone que hay fresas debajo de la nata. Bueno, voy a ver si como algo, que me ha entrado hambre.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Toggle menu