El club de los poetas muertos

Me acordé de esa gran película que habré visto millones de veces pero que no me canso de verla y hace mucho tiempo quería poner algo sobre ello. Llega un momento en la vida en el que te das cuenta que empiezas a girar alrededor de las cosas en vez de las cosas girar alrededor tuya. Entonces justo en ese momento, y no otro, justo en ese momento es cuando te das cuenta que de nuevo tienes que empezar a hacer girar las cosas alrededor tuya, que vida solo tenemos una. Pero cómo hacerlo, ¿cómo empezar?, no hay palabras ni miguitas de pan que te digan por dónde ir, simplemente estás tú, y tienes que ir, dar un paso y después otro. ¿Rumbo? Desconocido, ¿Paradero? Desconocido. El caso es encontrar tu camino, tu camino en un mundo lleno de recorridos y senderos zarrapastrosos o hermosos, no es difícil encontrar un camino, sino encontrar el que realmente quieres, el que te gusta. “Él dijo: dos caminos divergían en un bosque y yo tomé el menos transitado de los dos”...


Todos tenemos algo que nos lleva hacia delante y hay que descubrirlo y llevarla a cabo. Y supongo que aprovechar el momento no quiere decir disfruta el día, emborráchate y rebózate por el barro, sino aprovéchalo y no malgastes el tiempo, no lo dejes perderse sin sentido, no pierdas oportunidades, porque puede que cuando vuelvas a intentarlo ya no estén ahí para tí. Aprovéchalo en lo que te gusta, en lo que deseas, y no pares de hacerlo hasta que tus músculos y mente ya no te permitan. Como me dijo la abuela de Marugán, “aprovecha ahora, que luego no podrás, porque serás vieja y pelleja”. Algún día sentiréis ese momento, bueno muchos días lo sentiréis, creedme. Y hasta que no lo hagáis supongo que no dejareis de sentirlo, y aunque lo hicieras ahí seguiría estando ese murmullo. "Pero si escuchan con atención podrán oir como susurran su legado. Escuchad…carpeeeee, dieemmm…."


1 comentario

Nerea dijo...

Carpe diem Akaki!!

Publicar un comentario

Toggle menu