El sobre


Esta mediodía bajé las escaleras después de una larga mañana, hasta la cocina donde tengo algo preparado para comer. Silencio. Miro a los muebles de la cocina, el salón, la puerta de entrada, hay algo en el suelo. Fui hacia la puerta y había un conjunto de cartas en el suelo, una de ellas era un sobre grande, y era para mí. Me comió la curiosidad por un momento. Miré el remitente y ya descubrí quien era, ¡no podía ser otra persona! Abrí el sobre y saqué un libro pequeño, “Mil y un pensamientos”, dentro había una postal y una dedicatoria. Siempre me ha gustado recibir cartas, sobre todo si son de aquellos que están lejos, pero cerca. Leí las dedicatorias, siempre sabré que alguien estará ahí para mandarme un libro en el día del libro, como muchas otras veces, o simplemente para enviarme una carta con su nombre escrito. Gracias tía. Besos.

Una de la citas:

“Todo el que se propone llegar a ser algo, es algo; aunque casi siempre una cosa distinta de la que se ha propuesto” (Blas)

No hay comentarios

Publicar un comentario

Toggle menu