Durmiendo a la bartola

Yo cuando veía a mi padre dormir en el sofá con la boca abierta, al tío soñando sentado en una silla, aquel con sonidos que te obligaban a poner la televisión a volumen como para quedarse sordo, el de más allá medio tirado en el suelo en posturas corporales que ni siquiera te imaginabas que existían, siempre me imaginaba que no había otro ser vivo en la tierra que no fuera el hombre(y la mujer) que igualara en destartalamiento y dejadez en cuanto la fritura mental hace mella. 
Eso pensaba yo. Pero después de varios acontecimientos vividos e imágenes vistas he descubierto por mí mismo y captado en pruebas fotográficas que puede haber un animal que se parezca al hombre en este sentido. Y es que estos animalejos pueden llegar a crear unas posturas mientras duermen que podrían dar para muchas risas o dar un susto en otras ocasiones. Para ello tres han sido los especímenes pillados in fraganti en plena tarea. Uno que parece que le ha dado un ataque epiléptico y se ha quedado medio muerto y tieso, otro que aprovecha para que le de el fresco en la panza y por último otra que necesita compañía de su mono Amelio. Pasen y vean.


2 comentarios

Galilea dijo...

jaja, habría que hacerte fotos a ti durmiendo!!! Tu tía, mi tío y yo te vamos a pedir dinero por los derechos de autor de esas fotos, ¿qué es eso de sacar las intimidades de nuestros perritos a la luz?
Y por último, no me negarás que Dana es preciosa!! muak

Akaki dijo...

por ello ya estuve hablando con ellos, y me cedían sus derechos a cambio de alguna que otra golosina de contrabando, y por cierto si eres el manager de Dana y no te ha comentado nada de esto empezaría a preocuparme...jeje
1beso

Publicar un comentario

Toggle menu