Ana y mia

Escribo este post porque Galilea me habló hace poco sobre un estudio en el que está participando, sobre aquellas personas que deciden no comer o vomitar voluntariamente para sentirse bien con un cuerpo con poco peso. Y no me refiero a aquellas personas que por una cuestión mental involuntariamente no pueden evitarlo, que son pocas, sino aquellas que por una fuerte voluntad interior(porque hay que tenerla para ello), deciden no comer o vomitar lo que comen. Es algo que parece extraño, casi lejano, pero está ahí.

Entonces cuando veo estas cosas se me pasan por la cabeza muchas otras, cómo la sociedad crea estas pautas de belleza que destruyen a la gente, porque es muy claro que éstas son una conducta por pura construcción social. Y vuelvo a leer como se llaman princesas entre ellas, princesas tristes que se convierten en un suspiro en el aire sin remedio, cuando en realidad pueden ser verdaderas princesas, que esas son las que siguen adelante en este mundo que ya de por sí es asfixiante. “Nadie dijo que fuera fácil ser una princesa” parece ser el lema, encabezadas por fotos que producen melancolía. Es curioso como se ha creado una red social de contactos sobre “ana y mia”, y más todavía con el uso de internet, donde hay consejos experiencias, credos y mandamientos como si se tratara de una religión, o “tips” para que suene más profesional y dinámico, comunidades, foros. ¿Un estilo de vida? El problema es que para la mayoría en una cadena de por vida. Parecen un juego tan sencillo y que no sirven para nada.

Y los medios de comunicación que en dos semanas exprimen y explotan un tema como fue la anorexia en las pasarelas de moda creyendo que provocan un movimiento de cambio necesario hasta dejarlo en nada, algo pasado, cuando minutos después en los anuncios presentan cuerpos mentirosos porque la mayoría ya no existen, son transformados por informáticos, diseñadores o cualquier otra cosa.

Entonces llega un momento en el que pienso y me gustaría preguntarles que de que sirve convertir lo que nos rodea en un proyecto para adelgazar y quedarse en los huesos para sentirse aceptada o triste, sentirse un fracaso, sueños imposibles,no servir para nada, sentirse sometida a una sociedad, etc. Para que ser una princesa de porcelana cuando se puede ser de carne y hueso. Y sobre todo de qué sirve poner en internet como conseguir ser una falsa princesa, y otras personas que busquen lo lean. Lo peor de todo es que la mala información se trasmite por la red como el veneno(o virus) y por ello es mejor llenarlo de un poco de realidad. Es sorprendente lo que se puede ver. Por eso va esta entrada, para los que la busquen la encuentren.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Toggle menu