Cómics y cómics


Cómics, cómics y cómics, me gustan para leer de vez en cuando, en aquellas ocasiones es las que no te apetece leer un libro o estas demasiado espeso,o simplemente porque algunos son tan buenos como muchos libros. Y de sobre ellos trata esta entrada, de algunos cómics que he leído recientemente.


No hace mucho empecé Watchmen, porque me gusto el de V de Vendetta de Alan Moore, que no llegué a leerme todos los fascículos porque ví la película en la mitad. El comic de Watchmen  sólo me leí los tres primeros fascículos de Watchmen, que eso no quiere decir que no me gustara, todo lo contrario, estaba muy bien, pero la biblioteca de la universidad tenía todos los fascículos de la serie en un libro enooooorme y era muy incómodo, asi que fíjate por qué tontería lo dejé de leer. ¿Se darán cuenta los editores de estas cosas?


Y, el fin de semana pasado fui a ver la película de Watchmen(perdona Galilea por ir a ver una película de las sangrientas y tan larga, no lo sabía!) que más que una adaptación parecía un comic pegado a la pantalla pero en vez de separado por viñetas es continuo, es decir, haber querido contar muchas partes del comic muy parecidas en la pantalla. Aún así hay que decir que el comic completo es largo. Me gustó la oscuridad de los personajes, las escenas de “chulería superhéroe” de los protagonistas, las escenas de acción, un trasfondo social y político(me encanta la introducción histórica de la película y el final donde se descubren los planes), la banda sonora muy buena y bien adaptada a las escenas y también los efectos especiales conseguidos en la película. En general me ha gustado si no fuera porque es excesivamente larga(dos horas y tres cuartos), con muchas escenas que quizás eran prescindibles y otras muy lentas que cortan el ritmo de la película.
Por cierto, no apta para llevar a niños pequeños, no es Spiderman, y lo digo porque allí estaban padres de cojones cuadrados con sus hijos de 8-13 años viendo como le cortaban los brazos a uno con una motosierra o le desintegraban en pedacitos a otro. Un poquito de por favor.

Otros comics han sido los de Constatine Hellblazer, típico comic de demonios y personajes del infierno y artes oscuras. Entretenido. Nada más que decir.


También he leído una novela gráfica que me regalaron para mi cumpleaños: Emigrantes de Shaun Tan. Se trata de una película en viñetas pero sin texto ni bocadillos. A parte de que las ilustraciones que son como fotogramas antiguos en blanco y negro o sepia, la forma de contarlo(sin palabras) es fantástica. Te introduce de lleno en la historia del personaje, un padre de familia que viaja a otra ciudad en busca de trabajo y se encuentra con los problemas del emigrante.
 
Lo primero que te preguntas al empezar es qué son esos monstruillos, qué son esos objetos que parecen sacados de una película futurista, o los símbolos que parecen de  otro planeta, son ininteligibles hasta para el lector. Al final te das cuenta que lo que ocurre es que estás viviendo la propia experiencia del emigrante que conoce cosas nuevas, edificios, comida, personas, animales que intenta entender otro idioma del que no conoce nada. Para ello utiliza objetos y símbolos muy extraños con formas extrañas para nosotros.


También es curioso cómo muestra los miedos y peligros con monstruos con tentáculos, la tristeza y la alegría, la solidaridad y el paso del tiempo, y también ví representada mediante otra historia de un personaje del libro la emigración de la Alemania nazi por el exterminio(o eso me vino a mi a la cabeza al leerlo).

 En conclusión, un comic, o mejor dicho novela gráfica diferente, que se lee en media hora y muy recomendado. Aquí dejo algo más de información.

Por cierto, sigo con mis desórdenes novelescos, actualmente llevo la mitad leído de un libro de Almudena Grandes, a la vez estoy terminando otro de Pérez- Reverte, y entremedias leo algunos cómics y me gustaría empezar otro pero intentaré aguantarme esta vez hasta que termine alguno…

No hay comentarios

Publicar un comentario

Toggle menu