Pushing me down, pushing me down


Todo este tiempo he estado tan ocupado y extrañado que no he tenido un mísero espacio para escribir tranquilamente unas líneas para el blog.

Él había salido, sonreído con amigos algunos días atrás, había estado ocupado, mañana y tarde, tanto que los días pasaban sin darse cuenta, los números del calendario eran tachados cada noche antes de acostarse. Pero en momentos como este, cuando se tiene un espacio libre para estar solo, cuando aparece una calma y su mente está libre de pensamientos es cuando de verdad una fuerte sensación de vacío sientes en el pecho. La cercanía de la soledad, la lejanía de su presencia y de sus palabras sinceras, la frialdad le quema por dentro, le abrasa.
Siempre le han dicho que es un tiempo que pasa, que pasa, pero odia que sea así, tan indistinto, tan irreal, no sabía nada de una parte importante de su vida, una porción estaba vacía y aunque se fuera estrechando seguía siendo un hueco que deseaba rellenar con una sola persona aunque todo fuera distinto, pero al menos no tener ese pequeño hueco vacío para siempre.
  Por las mañanas escribía en su cuaderno y lo cerraba. Cuando llegaba el viernes, el sábado, el domingo escribía y borraba mensajes en el móvil. Nunca llegarían a su destino. Sentía primero una impotencia interior y después agotamiento, parecía que escribía líneas hacia atrás, ya que no existían para nadie más que para él, inútiles se dibujaban en papel y nadie las leería nunca. Aguantaba la tentación, sin más  esperanzas que al menos quien estuviera al otro lado fuera de nuevo feliz.



Video- Alone with nothing- Smile empty soul

1 comentario

jorge dijo...

mosquis mooola un puñao la canción!
y tranqui q ese hueco se rellenará!hay q tener paciencia e intentar no pensar q cualquier tiempo pasado fue mejor, q sino te pones melancolico!
hay q mirar hacia delante!y pensar q lo q queda es la experiencia

Publicar un comentario

Toggle menu