El pájaro azul

akaki twitter

Un día Akaki encontró un pájaro en el desierto, era azul claro, tan azul que apenas se diferenciaba del cielo. Y qué coño hace este bicho por aquí, se preguntó. Lo observó desde varias perspectivas, izquierda, derecha, desde abajo, desde el aire, apuntando con su revolver, viendo que no se movía, ni si quiera pestañeaba ese ojo circular perfecto que tenía pensó: ¿Le pego un tiro? No lo hizo pero le pateó el trasero y estaba blando, le tocó y era suave.
No dudó más, se subió encima y le empezó a azotar utilizando el revolver como fusta hasta que se cansó al ver que el pájaro no se inmutaba. Justo cuando paró, el pájaro salto, voló alto, volvió a bajar, subió, bajó, subió, bajó, subió, bajó, subió y volvió a bajar. Y así Akaki encontró a su nuevo amigo que no paraba de subir y bajar. Fin.

En resumen, tras un tiempo pensando, he decidido que voy a utilizar twitter para saciar la sed de todos aquellos curiosos que desean saber qué hace ese vaquero para ocupar útilmente su tiempo, por qué lugares se mueve, qué teatros visita, qué conciertos disfruta, qué viajes hace, qué exposiciones le atraen, qué películas ve, que acontecimientos le chirrían, qué proyectos sobrevuelan mi cabeza, qué invitaciones recomienda, qué enlaces le gustan y son interesantes y qué pensamientos espontáneos salen de su cabeza al recibir una pequeña parte de información de este “mundo red” exquisitamente infinito.  Bueno, y porque me apetece.
También es para que luego no me digan en persona que no cuento nada de nada (es verdad, soy poco cuentista), así que aquí contaré un poco las rutinas de mí y el otro yo, fugazmente: 
Seguir a _akaki en Twitter

No hay comentarios

Publicar un comentario

Toggle menu