Ovejas que balaban en Sol

Ovejas que balan por Sol

Hoy he visto un rebaño de ovejas balar en Sol, bajando la calle Preciados, se movían tozudas, tropezando entre ellas, perdidas, intentando escaparse. Me hablaban pero no las entendía, quizás desesperación, quizás nada. 
A su alrededor un grupo de perros sarnosos las mantenían juntas, mordían cuando se desperdigaban, hacían daño y es cierto, las protegían de peligros, las cuidaban, pero a través del miedo, ante la amenaza del pastor que le da de comer. El pastor alimentaba las ovejas para sacarles la lana o las mataba para vender su carne si no podía sacar más provecho de ellas. Las guiaba por donde quería, donde se cebaran de hierba verde y atractiva. Una cuerda invisible rodeaba a todas, a veces daba libertad, otras estrujaba, pero siempre llegaba a un punto donde debía elegir, entre ser esquiladas para vender su lana, o ser ordeñadas para vender su leche. En el final de su camino un hombre de traje y con un sombrero de copa ordena estrujar a las ovejas, quitarles lo que tienen, así hasta que llega un momento en el que los perros y el pastor son rodeados y éstos se transforman en ovejas, hasta que todas rodean al hombre de traje y su sombrero cae. Terminan gritando una frase: el cambio está en nuestras manos.

No había ovejas en Sol, había personas; no había perros y pastores, había políticos y organismos económicos; no había una cuerda invisible, había una democracia utilizada; no había un hombre con sombrero, era el sistema-mercado económico actual.

Esta es la representación que he visto hacer a un grupo de personas anónimas en pleno Sol y así la he entendido yo. Era una alegoría. Ahora no dudo en acercarme cada día a la plaza, no deja de brillar un Sol diferente. ¿alguien me acompaña?

2 comentarios

Ezequiel dijo...

Ves como aquello que hablabamos en los descansos era posible ehhh, ahora quien es el reivindicativo ehhhh jajajaja, ha pasado y esta pasando, por fin la gente se da cuenta que la lucha es por el pensamiento y el conjunto, no por externalizar el gran valor humano en la economia o la politica, por fin. Mandame un privi con tu tfn al correo tio para que podamos contactar y tomar algo algun diaaa, un abrazo enormeee.

Akaki dijo...

Pues si, es curioso como lo hablabamos y al final al menos esta ocurriendo algo así, si es que la indignación es mucha...

Pues si, venga, ya hablamos!

Publicar un comentario

Toggle menu