El movimiento de los indignados continúa.

El movimiento de los indignados continúa.

Una anécdota que me produce regocijo. Recuerdo durante mi carrera de Sociología, hace años, los estudiantes teníamos un cierto malestar de cómo "funcionaban las cosas" en España. Hablábamos y concluíamos que la mierda abundaba y que siendo blanca o negra seguía oliendo a mierda, no queríamos saber nada, como zanjaba algún compañero "yo soy apolítico". Y fin. Ahora, de repente estas mismas personas se han visto por fin identificadas con algo que habían mantenido en su cabeza durante años y por ello participan activamente en el movimiento. Esta es una experiencia que  demuestra que lo sucedido o está sucediendo viene de atrás , supongo que habrá otras muchas, pero con similitudes.

Al ver documentales en la red sobre el movimiento 15m parece que la protesta por la indignación ha llegado a su fin, el propio hecho de ver un documental tiene intrínseco un aire de "pasado". Es cierto, la acampada en Sol ha acabado, pero el movimiento 15m, el de los indignados, continúa. Mi opinión es que se ha pasado a un segundo nivel (por lo menos en las ciudades/barrios de Madrid) y que de una protesta global en Sol con buenos resultados; se ha expandido a lo local y con ello a lo concreto e independiente aunque muy vinculado a la protesta general. Se paran desahucios, se hacen movilizaciones en Ayuntamientos, se analizan e intentan ofrecer soluciones prácticas y reales a los problemas de la zona en medioambiente, vivienda, empleo, etc. Funciona y simpatiza con las personas por su cercanía y eso es un éxito.

Independientemente de la continuidad, no se puede negar que ya se han producido cambios: en la conciencia de las personas en general, en sus vivencias si han participado activamente, en mostrar un malestar presente en una gran parte de España, aunque no todas las personas salgan a la calle; se ha producido un cambio de chip pasando de "esto es una mierda" a "se pueden cambiar cosas", se ha conseguido una llamada de atención a instituciones y órganos de gobierno y lo más importante: la participación ciudadana y el pensamiento colectivo se ha reactivado, algo que siempre lo había considerado muy difícil. Estoy Sorprendido gratamente.

Por último, aquí dejo un documental sobre la acampada en Sol. En este documental faltan cuestiones, se echa de menos un mayor desarrollo en algunas dadas, al igual que desentonan otras, vosotros mismos podéis juzgar. Pero, a grosso modo, está muy bien y trasmite de forma convincente qué pasó en la acampada de Sol en Mayo.


No hay comentarios

Publicar un comentario

Toggle menu