RAEDOS: Capítulo 5

RAEDOS: Capítulo 5

Aprovechando que estamos en invierno, he querido recoger esta vez palabras encontradas en mis lecturas que me causan esa aspereza y frío característico de “mis inviernos”, que se representa incluso en la propia sonoridad de las palabras al decirlas en alto. Así, por ejemplo, “gélido” es cortante, tanto que puedes notar la cuchilla del frío sobre tu garganta y “hosco”, el sonido entre la “s” y la “c”  es rudo, bruto, duro. Así se presenta el capítulo 5 de RAEDOS. Y como siempre agradecer a Maria Moliner por su fantástico diccionario (a la RAE no la tengo mucho aprecio).

Adusto: Aplicado a las personas y a su gesto, aspecto o *carácter, serio y severo: no inclinado a reír, a tomar parte en bromas o alegrías o a ser amable. Se aplica también a cosas; por ejemplo, a un paisaje.

Hosco: Aplicado a personas y, correspondientemente, a su cara, gesto, etc., falto de amabilidad y poco sociable. *huraño. Es aplicable también a lugares, al aspecto del cielo o de las nubes, etc., con el significado de *inhospitalario o amenazador.

Longanimidad: f. culto o propio del lenguaje religioso *Virtud que consiste en soportar con entereza de ánimo las adversidades o las ofensas.

Pruina: f. ant. Helada o escarcha.

Ribazo: m. Terreno en declive pronunciado; por ejemplo, a los lados de una carretera o de un río. 

Matacabras: m. Viento *bóreas, especialmente cuando es muy fuerte y frío.

Mortaja: f. Sábana u otra prenda con que se envuelve un cadáver para enterrarlo. 

Gélido: adj. culto Muy *frío: ‘El gélido viento del norte’

Herrumbroso: adj. Con herrumbre. 5 De color amarillo rojizo, como la herrumbre.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Toggle menu