Esto sí es una pipa

Photobucket

Cada mañana observo la calle, los carteles de publicidad, las señales, las luces, los periódicos, las noticias, los cuchicheos. Y después, a las personas, que lo interpretan a su manera. Percibo que todo está envuelto en una pasta verde y mucosa que no deja distinguir el sentido común y el pensamiento objetivo, para pasar rápidamente a la relatividad del mundo. Se pierde la cordura, se habla creyendo siempre que se tiene razón, que todas las opiniones son válidas, que la verdad es la nuestra aunque respete las demás. Pues no. Hay aspectos de la vida que ocurren a nuestro alrededor que sólo tienen una interpretación, que no hay variación de entendimiento posible más que uno. Si rescatas a los bancos antes que a las personas es que están actuando según intereses propios. Si te aprovechas de la situación debilitada de un país para enriquecerte más, al igual que si pegas a una persona, eres un hijo de puta. Si se cambia a la mitad de la plantilla de la televisión pública sabiendo que funciona bien es porque la quieres manipular. No me sirven distintas interpretaciones ante ciertos hechos, no lo respeto por el simple hecho de que la obviedad está tan presente como una enorme espinilla en la cara. Es así. Decir otra cosa crea la contradicción porque no se ajusta con la realidad.

¿Qué veo? Los políticos y apolíticos, los jefes y explotados, las personas de la calle, incluido yo. Todos, se me presentan contradictorios, no hay una conexión real entre sus palabras y pensamientos y la realidad. Es lógico que esto se perciba mucho más en políticos, empresarios, artistas, etc., están expuestos a un poder mediático (y esto no justifica ningún tipo de indulto). Ellos “manejan el cotarro” y se exponen a las opiniones. Las personas con poder real de decisión y económico prometen cosas que luego no hacen o justifican acciones que son absolutamente contrarias a lo que son. Se puede comparar una grabación de un discurso político de un partido hace un año(¡con un año basta!) y lo que "habló" es absolutamente opuesto a lo que "habla" ahora. Algunas veces es tan evidente que se están riendo delante de mi cara con una risa de Joker. Hay ciertas cosas de única interpretación. El resto es engañar.

A la contradicción se suma la pérdida de vergüenza, como si el carácter de Belén Esteban se adueñara de la sociedad. “Yo diré que hago esto aunque yo haga otra cosa, y además es que me da igual que sepas que no lo hago, porque seguiré haciéndolo”. Indignante. La mente se satura hasta el punto de no creer en nada. Y ese es el quid de la cuestión al que quería llegar: creer en algo. Desde hace un tiempo llevo reflexionando de alguna forma u otra con todo lo que ha pasado después del 15M, para mi pasó de ser un punto de inflexión a una anotación al pie de página en mi vida pero aún así, importante. Un año después se ha ido apagando, y no porque no tenga interés en ello, ni siga pensando diferente, sino porque mi creencia en ciertos aspectos positivos de cómo es el ser humano en sociedad ha disminuido. Lo he visto observando a mi alrededor, la contradicción que citaba antes ha ido aumentando hasta puntos inimaginables y me cuesta pensar en positivo. Además, ya no existe vergüenza. La solidaridad ha fracasado leí recientemente en una novela, y pensé en ello. No es que unos pocos dominen a muchos, sino todos nos castigamos a todos y después unos pocos nos vigilan y nos joden y no tenemos donde mirar por encima del panoptico. Sigo creyendo en muchas cosas, en pequeñas cosas y acciones, pero en las grandes que mueven la sociedad, bastante menos.

Con esto quería llegar a que nadie me diga que la imagen de la foto no es una pipa(contradicción). Ni tampoco que nadie se ría de mí al no ver que no es una pipa(vergüenza). Porque ahora si que no confío en nadie (creer).

2 comentarios

El moli dijo...

Para mi es una pipa, pero si te parece que no, no hay problema.
Un abrazo amigo, no nos queda otra que seguir a pesar de todo.

Akaki dijo...

jeje, alguna vez me han intentado explicar sobre el famoso cuadro de René Magritte, que no es una pipa, sino una representación, una imagen subjetiva de lo que es una pipa para una persona. Entonces nunca será una pipa real, sino una representación....y no! que no me engañen!jeje
un saludo!

Publicar un comentario

Toggle menu