Mi voz en el relato Retazos

Photobucket

Ya podéis escuchar el relato Retazos leído por mí. Id a la web de la Revista Periplo, y está más o menos en la parte final del audio con el nombre Vol. XVI. Los dados de la creación. Agosto 2012.


6 comentarios

El moli dijo...

Amigo muy bueno el texto, pero imagino que estabas nervioso ya que lo has leído muy rápido, por momento se enrredan las palabras, aún así me gusto.
Felicitaciones.
Un abrazo.

Akaki dijo...

Eso es que no estoy acostumbrado!Aún así, algunas partes las he querido hacer rápido adrede porque van en sintonía con el texto, otra cosa es que no se me entienda, jeje

gracias por "escuchar"
un saludo!

Anónimo dijo...

Pues yo no he conseguido dar con ello, entre lo lento que va el ordenata y una que es como es...
Saludos, Coral.

Anónimo dijo...

Akaki, en el encabezamiento de tu blog, te nombras como "vaquero entre dunas". Esto me hace recordar un libro que leí cuando tenía unos 15 años, que se titulaba "El polvo del camino". No recuerdo el autor y lo extravié.
Tomandome tu permiso, paso a relatarlo.
Se trata de un joven que lo secuestran por una venganza y lo abandonan en un desierto. Todo el libro trata de cómo con unos pocos utensillos y unos meros conocimientos transmitidos por su abuelo, un indio nativo, consigue sobrevivir en ese medio donde la naturaleza es hostil. Este libro me dejó una huella imborrable. De principio a fin mantenía el interés.
Luego otro, que no recuerdo el título. Trata de un indio que vive solo, nómada. El quiere una mujer, secuestra a una mujer blanca. Esta utiliza todas sus artes para cautivarlo y poder huir de él. Desengañado, la abandona.
Más adelante secuestra a una mujer india y narra todo un viaje que inicia con ella. La lleva a caballo, atada. No le habla. La maltrata casi. Es hosco, está resentido y la paga contra ella. Ésta al principio por mera supervivencia intenta atenderle en las vicisitudes diarias: enciende el fuego, cocina lo que él caza, curte la piel, cose las piezas ya secas, confecciona botas para los dos, parte la carne y en piezas las deja secar. No habla apenas, solo escucha... poco a poco va ganándose su confianza. Sin intentarlo tan siquiera, él va reparando en ella poco a poco, hasta que se termina enamorando. Ella también se ha enamorado de él, a pesar de todo. Se queda embarazada y la narración va recogiendo la agonía del viaje, la dureza de esa vida que tienen que soportar... no recuerdo más de la historia pero creo que han sido los libros que más me han gustado de toda mi vida.
Un saludo y aquí se queda esto como un homenaje a sus autores, lástima no recordar sus nombres. Coral.

Anónimo dijo...

Corrección: El nombre del 1º libro enunciado era "En un puñado de polvo". Saludos. Coral.

Akaki dijo...

jeje, lo apuntaré, no se que voy a hacer con mi enorme lista de libros por leer...

un saludo!

Publicar un comentario

Toggle menu