Los años llegan y el tiempo se va

27

Madrid, temperatura interior 22º, 01:34. Sentado en mi silla negra con respaldo acolchado y con el ruido del ventilador del portátil detrás de la oreja. Miro a la ventana y solo están encendidas algunas farolas de la plaza. Se escucha alguno ladrido lejano y después el camión con sus bruscos ruidos de maquinaria oxidada. Los años llegan y el tiempo se va como llega y se va el camión de la basura con tus recuerdos. La mente acumula hasta cierto punto, el resto se desecha. Y es inevitable.
No sabría hacer un resumen de los años pasados. Mi memoria es de capacidad estándar. Echo la mirada atrás y a veces no sé situar determinados acontecimientos en el tiempo y tengo que hacer un esfuerzo especial apoyándome en otros hechos para saberlo a ciencia cierta. Así, por ejemplo, si pienso en qué año estuve viviendo en Inglaterra, tendría que tomar como referencia los años que estaba en la carrera. O podría preguntarme qué acontecimientos ocurrieron en mi vida cuando tenía diecisiete años, en qué pensaba yo en esos tiempos. No sabría que decir. Haced la prueba un momento.
Eso significa algo. Y es que los años llegan y el tiempo se va. Sin apenas darte cuenta, o no, mentira, eso es una frase hecha que decimos todos, pero te das cuenta perfectamente, simplemente es que no piensas en ello hasta que llega el día. El camión tarda diez minutos en hacer su trabajo, recoge y vuelve a su lugar hasta el día siguiente. Me gustaría haber escrito algunos diarios para ahora echarlos un vistazo pero nunca pase del décimo día y tras varios intentos lo dejé por imposible. Sin embargo, tengo este espacio, donde al menos puedo recordar lo que escribí. 

Otro año más para añadir al historial personal, brindemos por el día de hoy.

4 comentarios

El moli dijo...

Amigo cuando juntes las décadas que yo tengo, vas a saber lo que significa el tiempo ido.
Un abrazo.

Petra Acero dijo...

Chaval, anda que no te falta tiempo y años para echar la vista atrás. ¡Joven, que eres un jovencito de baba (o barba! (...pero mira que es mala la envidia...Y no lo digo por la barba).

Besitoooos, cumpleañero!!!

Akaki dijo...

Cierto, pero también os podría decir lo mismo una persona con más décadas que vosotros!! Lo sé, es solo que tiempo pasa igual para todos(menos mal!)

un saludo vaqueros!

brother dijo...

brindemos!!!

Publicar un comentario

Toggle menu