A veces una amapola

amapola 

A veces una amapola crece entre malas hierbas. Mamá no me dijo eso. Trapos de cocina. La inseguridad es permanente con miedo. Mocos, muchos mocos, muchísimos mocos. Promesas en el balcón. Lidia debió comprar azucarillos. La felpa es rugosa e insípida. Auhh, Auhh, Auhh. Supe que se veían a escondidas. Motoristas ejecutivos idiotas. El cristal es más duro a como sale en las películas. Mama no me dijo eso. Parezco feliz con mi gato. El sol no es tan amarillo como lo pintan. Mear por mear, sin ganas de mear. El amor es una moda pasajera. Pero brilla mucho más que el resto. Supe que se veían a escondidas. A veces no queda otra que dejarlo estar. Cauterizar. Coser. Besar. Mamá no me dijo eso. ¡No!, no soy friki. Veintidós años sobrepasa los límites. Lidia debió comprar azucarillos. Los billetes de metro son rosas por el lado de la banda. La inseguridad es permanente. Cállate, perra. En las reglas de tres a veces interviene un cuarto. Ya estoy en casa. Mamá no me dijo eso. Uvedoble, uvedoble, uvedoble. Nunca me marché de casa. El Sol no es tan amarillo como lo pintan. A no ser que seas daltónico.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Toggle menu