La mujer con el culo más grande del mundo

culo más grande mundo

Estoy alucinando. Hoy he visto a la mujer con el culo más grande del mundo. Me abofetee la cara y seguía allí, con sus dos descomunales glúteos, redondos y portentosos que pendían como la bola de un péndulo cuya varilla era su columna vertebral, que subían y bajaban como los asientos de un balancín en un parque infantil. Podría decir que estaba a gusto pero no, me aplastaba la cara, no tenía aire para respirar. Podría decir que los estaban tocando, pero no, ellos me estaban sobando a mí con su cariño y amor celulítico.

Se sentó y ocupó una hilera entera de asientos, incluida la barra del medio que los separa. Algunas personas estaban debajo y lo seguirían estando hasta que esa mujer decidiera levantarse. No veía más allá de un palmo ¿Kilos? ¿Toneladas? La mujer no llevaba los brazos levantados sino que los apoyaba sobre su enorme culo. Podía notar cómo el vagón avanzaba a trompicones al arrancar y cuando cogía velocidad el conductor empezaba a frenar mucho antes de llegar a la parada siguiente. Oía el pitido de puertas abiertas como un insignificante grillo. Algunos decían por lo bajini que en los indicadores de tiempo no ponía cuanto quedaba porque el tiempo de llegada era impredecible. Yo buscaba y buscaba y mis ojos no encontraban puntos de terminación como si tuviera delante una enorme masa infinita. Lonchas de jamón york se plegaban unas con otras creando fosas marinas de imposible acceso.

—¡Que alguien rompa el cristal! —gritaban voces que parecían venir de las profundidades del suelo.—¡Que alguien pinche este globo!

No sé como lo hizo, pero aquella mujer se levantó arrastrando a dos adultos, un anciano y tres niños pegado a su trasero, hundidos en plastilina. Después no los volví a a ver. Sinceramente no sé cómo salió del tren pero lo hizo, sin sonar ningún "cloc", "plaf" o "zum" al pasar por las puertas, sorprendentemente lo hizo y todos quedamos aliviados, respiramos un aire enrarerizo como nunca lo hicimos. Y ahora podemos decir que vimos a la mujer con el culo más grande del mundo.

(Hace tiempo también me encontré con La mujer con las piernas más largas del mundo)

3 comentarios

jorge dijo...

Jajajaja, tienes que crear una nueva sección de esperpentos del transporte público :)

Petra Acero dijo...

Qué agobio!!! Qué claustrofobia!!!
Ahora miraré antes de entrar en un vagón... por si viaja allí ese culo más grande del mundo.

Un abrazoo más grande que ese culo (jajaja)

Akaki dijo...

Jorge: jeje, sí, ¿qué nuevo esperpento me encontraré el próximo día?

Petra: ¡Dímelo a mí!estaba por todas partes, ¡me rodeaba! Ya sabes, antes de entrar siempre mira!

Publicar un comentario

Toggle menu