Another year

 photo Another-Year222_zps13a6e9f2-1.jpg

Pocas veces escribo una entrada para una película. Solo cuando de alguna forma me sorprende, me hacen pensar o sus personajes me trasmiten mucho. Another Year de Mike Leigh es una de ellas. Contaré lo que me gusta de ella.

Es una película intensa y, para mí, triste. Muestra cómo transcurre un año en diferentes vidas cuando alcanzan una edad adulta avanzada, sin llegar a ser ancianos. El argumento se centra en una pareja normal que disfruta de felicidad y satisfacción con su vida. Pero como siempre pasa, hay otros muchas vidas que giran a su alrededor que se mueven en el fracaso, la soledad, la decepción, la debilidad, la insatisfacción o el alcohol como vía de escape.

En estos personajes está lo que más me inquieta de la película, algunos se muestran hablando, otros callando, pero todos tienen una personalidad. Su vida es tan creíble que no hace falta más para empatizar con ellos. Son personas que alguna vez hemos conocido, han pasado fugazmente por nuestras vidas, o simplemente nos identificamos con ellos. Son personas que la mala suerte o sus errores han marcado su camino para siempre y están en un punto de incapacidad para encauzar sus vidas, de resignación ante una existencia indeseada y sin sentido. Concretamente el personaje de Mary es angustioso, su apoyo en una amistad ante la necesidad de tener a alguien. Refleja nuestras debilidades y miedos. Y el inevitable paso del tiempo que hace que cada vez sea todo más difícil cuando no tienes lo que esperabas.

En Another year no pasa nada y pasa todo. Es la vida cotidiana de un grupo de personas en un año, envuelto de muchos temas cotidianos como la soledad y el amor, la ilusión transitoria, la desesperación, el resentimiento. La interpretación de los actores es tremenda. El último plano de la película es genial.

Altamente recomendable. Nota: 8.5/10

No hay comentarios

Publicar un comentario

Toggle menu