Nabocracia, razones absurdas para convertir el mundo en un paraíso de nabos



No tenemos ni puta idea de política, pero sí de nabos y en un país gobernado por chorizos, son necesarios los nabos. Por supuesto tampoco existen los nabos de clase media, ya sea porque esto es un país de nabos podridos, gobernado por nabos corruptos, donde los nabos crecen como setas, porque no me llames Dolores, llámame nabo, y algún día te despertarás sobresaltado de la cama y dirás: dónde está mi nabo. Así es, de nabo en nabo y tiro porque me toca, queremos poner un nabo en tu vida, conseguiremos que hables más de nabos, haremos que sueñes con nabos. Porque una vez existió un nabo que quiso ser más que un nabo. Y sí, en toda persona existe un nabo es su interior.

Por todo esto que no se entiende nada os dejo aquí un miniproyecto que se me ocurrió hacer con una compañera, sin más propósito que hacer algo absurdamente divertido: llenar el mundos de nabos. Podéis ver fotos como la que hay debajo en el blog NABOCRACIA. Disfruten de él.



No hay comentarios

Publicar un comentario

Toggle menu